Thomas Ertman

Ertman, Thomas. 2005. “Building States-Inherently a Long-Term Process? An argument from comparative history”, en Matthew Lange and Dietrich Rueschmayer(eds.) States and Development: Historical Antecedents of Stagnation and Advance.
El Resumen fue realizado por Melina Guardamagna

- El autor plantea un argumento distinto al expresado por Rueschemeyer quien afirma que la construcción de los Estados significó un proceso de largo tiempo.
- Para esto el autor se plantea tres preguntas:

1. ¿Por qué la construcción de los Estados Europeos durante los siglos XII y XVI en vez de moverse en la dirección de los modernos Estados Weberianos, lo hizo hacia varias formas de patrimonialismo?
2. ¿Bajo qué condiciones las proto-burocracias dieron su primer paso hacia nuevos tipos de Estados cualitativos, que empezaron a aparecer en algunas partes del continente en los siglos XVII y XVIII y se volvieron domimantes?
3. ¿Qué conclusiones sobre la rapidez y el carácter del “Estado efectivamente construido” -effective state building- podemos inferir del caso europeo?

1. “Non-Modern State Building in Medieval and Early Modern Europe”

En un período de cuatro siglos aproximadamente, los gobernantes tanto en del este como del oeste de Europa construyeron largos aparatos estatales a fin de consolidar su autoridad frente a las amenazas internas y externas. Sin embargo estos aparatos no fueron “modernos” – en el sentido weberiano – y los Estados fueron asociados a la no “efectividad”. Esto sucedió porque los monarcas en Inglaterra, Francia, Iberia e Italia perdieron la batalla con sus staffs – su personal – sobre el control de sus administraciones y, a excepción de Inglaterra, nunca pudieron revertir esa pérdida antes de la Revolución Francesa, debido a la resistencia de los fuertes intereses de estos funcionarios, que por medio de estos cargos accedían a posiciones de privilegios y aumentaban sus ganancias. De allí las variadas formas de patrimonialismo que adoptan los Estados.

2. “Modern State Building in Early Modern Europe”

Un importante paso hacia la construcción de Estados modernos se dio en territorios alemanes en el siglo XIV. A partir de la cristalización de las autonomías políticas de determinados principados como Bavaria, Brandenburg, Hanover, etc. después del decaimiento de la autoridad central del Imperio Romano, los gobernantes de estos territorios para fortalecerse construyeron infraestructuras administrativas permanentes, de las cuales sólo ellos eran responsables. Además, el cambio más significativo fue la incorporación a dichas administraciones de personal lego con educación universitaria. De esta forma, a fines del siglo XVIII la profesionalización de los funcionarios cambia la visión de la administración estatal en Alemania. Se incorporan también exámenes de ingreso que permiten disminuir el grado de clientelismo y favoritismo reinante. Este modelo de proto-burocracia alemana luego será aplicado en otros países del continente. Sin embargo estas proto-burocracias estaban aún atravesadas por cierto grado de corrupción y los intereses de la nobleza.
Finalmente en el siglo XIX se aplican en Alemania reformas tendientes al logro de las modernas burocracias weberianas: racionalización de la estructura estatal; reconfiguración funcional de los ministerios; el Estado protege a sus administradores y se comienza a hacer cargo de la seguridad social a través de pensiones; el sistema de exámenes se extiende y se hace más riguroso y se aplican estrictas normas de conducta para los trabajadores públicos.
Los Estados tomaron diferentes caminos hacia la construcción de sus Estados modernos. En el caso de Inglaterra el Parlamento tuvo un papel fundamental en la profesionalización de la administración y en el control fiscal de la misma. En el siglo XIX se introduce un sistema de exámenes para el ingreso al “civil service”, lo cual significó el último paso en la modernización estatal. En el caso de Francia, el paso del Estado patrimonialista al moderno se dio a través de la Revolución en el año 1789. Hecho que, posteriormente, influyó en los procesos de modernización de otros Estados.

3. Theorical Conclusions

Algunas conclusiones del caso europeo:

- 1. La Europa medieval y tempranamente moderna tuvo ciertas características que Weber identifica como “necesarias” para la construcción de modernas burocracias: el fracaso del cesaropapismo que permitió la secularización política y la implementación de un sistema de justicia procesal influenciado por la corriente de derecho romano; la debilidad de los clanes o tribus, comparado con otros lugares del mundo y la relativa autonomía de los mercados.

- 2. Sin embargo ¿por qué estas cuatro condiciones no fueron “suficientes” para evitar que triunfara el patrimonialismo? Porque la capacitación de los funcionarios fue un proceso lento en comparación con la rapidez con la que crecieron las infraestructuras estatales; además de la inmadurez de los mercados para dar respuestas rápidas.

- 3. La aparición de Estados “construidos efectivamente” en Europa respondió a dos modelos distintos. Uno llamado “mandarin-authoritarian path to the modern state”, correspondiente al caso de Alemania y los países escandinavos. Caracterizado principalmente por la introducción de exámenes de ingreso a la administración estatal – meritocracia –, lo que permitió la construcción de burocracias weberianas. El “ethos” fue aquí el “servicio para el Estado”. Otro de los caminos fue el de Inglaterra, donde el paso del patrimonialismo al Estado moderno se dio a través de la presión parlamentaria, principalmente. Aquí el ethos fue “el servicio para lo público”. Finalmente, hubieron otros casos – Francias, Holanda, Bélgica, Italia – donde la construcción de los Estados modernos se dio a partir de la mezcla de los dos anteriores.

- 4. La construcción de estos Estados “efectivos” en el sentido weberiano, tomó mucho menos tiempo de lo que se podría haber esperado. Por ejemplo en el caso de Francia fueron sólo 20 años y en el caso inglés 40.

- ¿Cómo se explica entonces la rapidez de este cambio cualitativo? Según el autor, quien sigue a Weber, después del 1500 se dieron en Europa un importante número de condiciones necesarias y suficientes para la construcción de las modernas burocracias: secularización del Estado; una tradición de justicia procesal; débil influencia de los clanes; autonomía de los mercados económicos y una adecuada formación universitaria de los legos. Además en el siglo XVIII, había una fuerte esfera pública, junto a permanentes órganos políticos y legislaturas nacionales.
Se podría decir que a Europa le tomó al menos cinco siglos para que se conocieran las primeras cinco condiciones y otros cuatro a cinco siglos para que se consiguieran las otras dos y completar de esta forma el proceso de burocratización. Visto de esta forma, el proceso de construcción de los Estados ha sido, necesariamente, de muy largo tiempo.
En relación con el mundo contemporáneo, debido a los rápidos cambios sociales y económicos, estas condiciones llegaron a muchas áreas del mundo – notablemente a Asia y más relativamente a América Latina – en un tiempo bastante menor que cinco o diez siglos.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License